contactanos


Noticias

Atletismo e Ingeniería

#orgullosabato
Atletismo e Ingeniería

 

Mariana Rojas está cursando el tercer año de Ingeniería en Materiales. Acaba de terminar la clase de Degradación de Materiales I y se apresura a guardar todo en su mochila. Rápido acomoda libros y carpetas entre un par de zapatillas con clavos.

 

“Empecé a los 10 años como un juego en el Centro Municipal de Educación Física de San Martín (CeMEF) y a los 12 empecé a competir en los Juegos Bonaerenses. El primer año llegué a la final de carrera con vallas. Al año siguiente elegí salto en alto y tuve la medalla de bronce”, Mariana había encontrado la disciplina favorita, su entrenadora, Mercedes Salvatierra, la veía con grandes posibilidades para la competencia y no se equivocó, del 2008 al 2012 fue medalla de oro en los Juegos Bonaerenses. 

 

El atletismo pasó a formar parte de su vida entre el secundario y el CeMEF. Fue en el Instituto Justiniano cuando un profesor le contó que existía un lugar en San Martín donde podía estudiar Ingeniería en Materiales, que otorgaban becas a sus alumnos y si se esforzaba podía continuar con lo que más le gustaba, el salto en alto. “Me encantaría poder dedicarle más tiempo al atletismo, pero quiero tener un estudio, una carrera, y como siempre me gustaron las ciencias exactas, me puse a ver que era esto de la Ingeniería en Materiales. Me gusta que se pueda aplicar en innumerables industrias y que tenga amplia salida laboral. Pero la beca es fundamental, porque puedo mantener mis estudios sin la obligación de trabajar, lo que me permite seguir entrenando. Así que me anoté en ingeniería industrial de la UNSAM, en esa carrera hice los dos años que se pide para rendir al examen de ingreso a materiales y comencé a cursar en el Instituto Sabato”.

 

Estando en la universidad comenzó a competir en los torneos juveniles universitarios de atletismo representando a la UNSAM. Por tercera vez consecutiva, el último 11 de mayo, alcanzó el oro. “Haber ganado el otro día me habilita a participar del Panamericano que se realizará en San Pablo, Brasil. Es un torneo que no cubre los gastos del viaje y por eso, ahora con la UNSAM, estamos viendo la posibilidad de conseguir los fondos económicos para ir. Ojalá se pueda dar, sería el máximo torneo al que llego. Piden la marca de 1,67 y yo tengo 1,74 mts.”.

 

Mariana viaja en el colectivo que la deja en el CeNARD para continuar con los entrenamientos. Va repasando la clase que acaba de tener y piensa que en poco tiempo tiene que empezar a encarar el trabajo final de seminario para recibirse. Aún no sabe bien el tema y donde lo va hacer, “muy probablemente sea en CNEA. Quiero recibirme y trabajar en la CNEA, me gustaría que sea en el área de materiales avanzados, pero no sé, aún falta”.

 

Su entrenadora ya está en la pista esperando a Mariana, las dos van a trazar los objetivos, está por delante el Nacional de mayores, una buena posibilidad para mejorar su marca: “estoy a solo 5 centímetros de poder competir en el ODESUR (Organización Deportiva Suramericana), la marca que piden es de 1,79, sería genial poder entrar el año que viene”. Mariana hace una pausa y se sorprende, en cierta manera entra al vértigo: “en el 2019 está el Suramericano, el Mundial! Y me recibo!”, se ríe, y tiene la certeza que esos sueños de a poco, con estudio y entrenamiento se pueden lograr. “Sueño con una olimpiada, sí, pero veo más factible poder llegar a un mundial. La olimpiada no es imposible pero requiere otro tipo de preparación, pero si, es el sueño de todo atleta”. ¿Y por qué no?

 

 


volver al listado

Bajate la app del
Instituto Sabato

Una fuente de información útil y un canal de comunicación para toda la comunidad universitaria.

PROXIMAMENTE